Crujientes de lentejas cubiertos de Miel con Ajo Negro.

Seguimos haciendo recetas originales con legumbres pero jamás pensé que tomaría lentejas con miel. La casualidad y el atrevimiento hicieron que se mezclaran estos dos sabores y el resultado es un plato exquisito, que engancha, con un sabor sorprendente y que te invitamos a probar. Aquí tienes la receta que además es muy fácil preparar.

INGREDIENTES  para unos 25 crujientes, pequeños:

  • 200 gr. de lentejas
  • 70 / 100 gr. de cebolla. Con cebolla roja, salen muy ricos, ya que le dan un puntito picante muy interesante, pero podría ser cualquiera.
  • 1 diente de ajo.
  • Un ramillete de perejil. Podría ser también cilantro, hierbabuena, albahaca, a tu gusto.
  • Un poquito de sal.
  • Un poquito de pimienta.
  • Aceite de Oliva virgen.
  • Miel con Ajo Negro.

ELABORACIÓN:

  • Poner las lentejas, previamente lavadas, en remojo, durante dos o tres horas.
  • Escurrirlas muy bien y triturarlas con la batidora. No hay que dejarlas muy batidas, como si fuera una pasta, basta con que se rompan las lentejas, de este modo quedarán más crujientes.
  • Añadir la cebolla,  el ajo y  perejil muy picadito.
  •  Añadir sal y pimienta al gusto y regar con aceite de oliva virgen.    Remover muy bien y dejar en la nevera durante unas horas, incluso toda la noche.
  • Sacar de la nevera y remover bien. Hacer pequeñas bolitas en el hueco de la mano y dejarlas sobre la tabla de cortar, aplastar ligeramente. Poner aceite de oliva en una sartén para ir friendo los crujientes por las dos caras. Sacarlos y dejarlos sobre papel de cocina para retirar el aceite sobrante, aunque no absorben mucho.
  • Servir con un chorro de Miel con Ajo Negro por encima.

Repetirás, está riquísimo.